Nuestro héroe arqueólogo: Indiana

Estas Navidades he retomado un videojuego mítico con el que pasé algunas horas divertidas hace unos años: Indiana Jones y la tumba del emperador (Lucas Arts, 2003). El videojuego retoma la eterna lucha contra los nazis de nuestro héroe arqueólogo americano, pero en escenarios muy diferentes de los que se pueden ver en las películas de Harrison Ford. Lo más interesante de todo es la mezcla de narrativas que se da en el videojuego: historia-ficción ambientada en la primera mitad del siglo XX y todo tipo de elementos raros y mágicos, como ninjas, vampiros, demonios, cocodrilos gigantescos…

indiana_jones_and_the_emperors_tomb_ntsc

Jugando, jugando, me he ido acordando de lo que Jerome de Groot dice en su interesante libro Consuming History, sobre la forma en que nuestra sociedad entiende la tarea del historiador: a veces se presenta a los historiadores como buscadores de la verdad histórica en un mundo de conspiraciones políticas que pretenden ocultarla. Es el caso del Código Da Vinci, o de arqueólogos tan apasionantes como Indiana Jones o la Lara Croft de Tomb Raider. Hablan varios idiomas, reconocen cualquier pieza antigua con solo mirarla, han viajado por todo el mundo, y además, son expertos en artes marciales, pilotan todo tipo de vehículos, disparan todas las posibles armas del mundo con una precisión casi mágica, luchan por la verdad contra cualquier conspiración maligna, y encima poseen un físico admirable.

Conozco muchos arqueólogos, y de muchos de ellos se podrían decir algunas de las primeras cosas: hablan idiomas, reconocen piezas antiguas con solo mirarlas, han viajado por todo el mundo… pero lo siento, no se parecen a Harrison Ford o a Angelina Jolie, ni van armados hasta los dientes.

Aún así, su trabajo es apasionante, y en la actualidad nos aporta informaciones de una alta calidad científica, aunque quizás de baja calidad narrativa y con escasa componente aventurera. Las nuevas metodologías arqueológicas incluyen técnicas de elaboración de registro y de datación como la estratigrafía, el análisis de tipologías o los análisis químicos de laboratorio. Ahora bien, también os digo que le cuentas todo eso a Indiana… y te sacude con el látigo (y mientras sigue luchando contra los nazis, claro).

Acerca de imugueta

Soy profesor de Historia Medieval en la Universidad Pública de Navarra. http://www.unavarra.es/pdi?uid=2159
Esta entrada fue publicada en Videojuegos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s